Año nuevo ¿vida nueva?

Con la llegada del nuevo año siempre se intenta poner en práctica una multitud de propósitos haciendo caso al famoso dicho popular de “año nuevo, vida nueva”. Aunque con el paso del tiempo esa lista de deseos pierde fuerza y normalmente, o se desiste de ella o jamás se verán cumplidos.

Cuando se acerca el 1 de enero, muchos ciudadanos comienzan a hacer balance del año que está a punto de finalizar; así como, si se han cumplido cada uno de los objetivos marcados para el año que pasa. A la hora de apostar y fijar esos ideales, el factor económico es uno de los elementos fundamentales a tener en cuenta.

Entre los diferentes objetivos, la lista casi siempre es similar entre todas las personas: comenzar a hacer deporte para conseguir una vida sana, apostar por la bicicleta para colaborar con el medio ambiente, ampliar el currículum apostando por la formación, comenzar a ahorrar o llevar una alimentación más saludable. En todo caso, muchas de ellas pueden realizarse sin que supongan un inconveniente, pero otras sin embargo, implican un desembolso de dinero que en muchos casos es prácticamente imposible.

La formación forma parte de uno de los objetivos marcados para el nuevo año. Las opciones más económicas para poder cumplir este propósito se encuentran en la red. Los diferentes cursos online que se ofertan a través de Internet suelen ser masivos y abiertos (MOOC), gracias en gran medida, a la fuerte demanda que existe por parte de los usuarios debido a que son la alternativa más económica para formarse.

Este tipo de cursos tiene su origen en Estados Unidos. Fue a partir del año 2008 cuando universidades de prestigio como Stanford y Harvard apostaron por esta tendencia. El diario norteamericano ‘The New York Times’ calificó el año 2012 como el año de la proliferación de los Moocs.

Las empresas también apuestan por este tipo de formación, Universia y Telefónica han impulsado la plataforma virtual de cursos online MiriadaX. Actualmente, esta plataforma cuenta con más de 266.000 usuarios procedentes de 28 universidades diferentes. La finalidad de este tipo de cursos para los usuarios es la adquisición de nuevos conocimientos y competencias que puedan ser puestos en práctica en el futuro.

Otro de los objetivos para el nuevo año es el ahorro. La crisis económica ha creado nuevas tendencias como el formato “low cost” que han logrado imponerse en la sociedad. En los tiempos que corren conseguir el ahorro es todo un privilegio. Por ello, existen numerosos libros y aplicaciones móviles que ayudan a controlar el gasto diario. Es el caso del famoso libro japonés “Kakebo” de la editorial Blackie Books. Gracias a este tipo de métodos destinados a ayudar a ahorrar se puede conseguir equilibrar gastos e ingresos.

El deseo más perseguido a comienzos de año siempre está relacionado con la alimentación y el deporte. Una de las promesas más escuchadas tras los excesos de las navidades es apuntarse al gimnasio y hacer dieta. Muchos son los que empiezan con ganas y otros tantos los que abandonan antes de la llegada de la primavera. En definitiva, lo más recomendable para poder cumplir con cada uno de los propósitos marcados es planificarse y conocer los límites de cada uno para poder alcanzar los objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *