Bancos como BBVA, Bankia o Banesto también tienen sus portales inmobiliarios

Si hay una buena cara del estallido de la burbuja inmobiliaria es que los precios de las viviendas llevan bajando sin parar desde 2008. Y eso beneficia al consumidor. Una de las posibilidades es acceder a la comprar o alquiler de una casa a través de los bancos. A día de hoy, casi todas las entidades financieras cuentan en su patrimonio con multitud de propiedades que o bien han embargado a clientes que no pudieron pagar sus hipotecas o con promociones que se quedaron a medio construir o sin vender a raíz de la crisis.

Uno de ellos es el BBVA que a través de su portal BBVAvivienda.com pone a disposición de quién esté interesado las distintas propiedades de las que es titular. Además de la venta y el alquiler, en esta página se puede encontrar información sobre las formas de financiación de la compra: condiciones de una hipoteca, plazos de devolución, intereses.

Bankia, siendo una de las entidades rescatadas y cuyos “activos tóxicos” han sido traspasados a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) –el llamado banco malo—, ofrece a la vez ofertas de venta y alquiler de viviendas y otros inmuebles tanto propios como de la Sareb. Además de acceder a la compra o alquiler de propiedades, Bankia Habitat, la inmobiliaria de esta entidad, permite participar en subastas de inmuebles a través de una filial llamada RESER que se dedica a organizar este tipo de actos de compra-venta. La subastas pueden ser una manera diferente de comprar una casa, pero hay que informarse bien de los precios de mercado de edificios de similares características en la zona para evitar pagar sobreprecios.

Además de viviendas, Bankia pone en venta también fincas rústicas y solares. Los inmuebles propiedad de Bankia suelen hallarse en las provincias de las cuales provenían las entidades que se fusionaron para crear este banco (principalmente Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias y Castilla y León).

La web inmobiliaria de Banesto es casaktua.com en la cual no hay ofertas inmobiliarias sino también un blog con consejos de todo tipo para comprar, renovar o aprovechar mejor las viviendas.

También el grupo Santander cuenta con un portal online inmobiliario: Altamirasantander.com. A través de este portal podemos acceder a la compra y alquiler de inmuebles pertenecientes a este grupo financiero. En esta página se puede encontrar información sobre el Fondo Social de Viviendas que ofrece la posibilidad de alquilar viviendas propiedad del grupo a personas que hayan sufrido un desahucio al no poder abonar un préstamo hipotecario.

Si bien no es el mejor momento para realizar una inversión en bienes inmobiliarios a corto plazo –las perspectivas de que el “ladrillo” se revalorice en el futuro inmediato no son buenas—si es posible encontrar a día de hoy propiedades con precios interesantes. Buscar en las inmobiliarias pertenecientes a los bancos oportunidades es una buena idea ya que los bancos están intentando deshacerse de este tipo de activos que, salvo en el caso del alquiler, no les generan unos ingresos constantes sino más bien gastos. Por ello, están vendiendo a precios relativamente bajos u ofreciendo rentas de alquiler asequibles.

Estos portales inmobiliares suelen basar su éxito en que se dedican a realizar posicionamiento web para poder captar el mayor número de potenciales clientes. Un buen posicionamiento web ofrece a los portales inmobiliarios mayor visibilidad y notoriedad a la hora de vender sus productos.

Atrápalo, el boom de las ofertas y descuentos

Si te decimos “Atrápalo” inmediatamente tu cabeza pensará en la web de color rojo y negro, que nos ofrece las mejores ofertas en un par de clicks y sentado desde casa.
Atrápalo es una plataforma online centrada en el ocio y en agencias de viajes, vuelos, hoteles, cruceros, alquiler de coches, espectáculos y restaurantes, que ofrece gracias a sus promociones y excedentes de sus empresas colaboradoras los mejores precios de Internet.

Ya antes de la crisis, cuanto más ahora que buscamos todavía un mejor precio para no renunciar a los pequeños placeres de salir a cenar, al teatro, o a unas vacaciones, las ventas y usuarios de Atrápalo no han dejado de crecer desde que comenzase su andadura en el año 2000, hasta convertirse en el portal de referencia de los usuarios para temas de ocio. Con sede en Barcelona, y una plantilla actual de más de 300 empleados, en sus inicios solo ofrecía espectáculos y conciertos, y fue en 2003 cuando incluyo por ejemplo restaurantes.

La clave del éxito de Atrápalo es una gestión personalizada con el cliente, gracias a envíos semanales a modo de newsletter con las ofertas más interesantes. El denominador común es el precio, siempre por debajo del coste habitual, con descuentos del 20%, 50%, 70% o incluso, con promociones gratuitas.

Conocida por sus potentes campañas de marketing, y por sus característicos productos como “Hibiscus”, venta fugaz de cupones con descuento durante tiempo muy limitado, o “Galería de Hallazgos”, con las ofertas más económicas y originales Atrápalo no defrauda con sus atractivas propuestas. Muestra de ello son sus más de 6 millones de usuarios registrados, y el envío de su “Hibiscus” diario a más de 3 millones.

Además de las grandes ofertas de productos, unas campañas de marketing muy potentes que logran atrapar la atención de los potenciales clientes han hecho de Atrápalo una marca consolidada. En el año 2011 la marca fue premiada entre otros galardones, con el Premio de Plata el de Bronce en el Festival El Sol, y en el año 2012 volvió a serlo, además de obtener en los Premios Eficacia el premio eficacia en comunicación comercial.

Sin embargo y obviamente criticada por la esencia que la hace característica, el precio de sus ofertas, Atrápalo no está exenta de los comentarios de usuarios que han adquirido productos que luego han resultado ser de dudosa relación calidad – precio, o incluso más caros que en otras webs similares o en las propias páginas oficiales de los productos ofertados, caso muy habitual en temas de hoteles por ejemplo.

Habrá que ver si pasa el tiempo y el momento de Atrápalo, cada vez más webs aparecen en el mercado de internet ofreciendo a los usuarios todo tipo de ofertas con un precio realmente atractivo, Atrápalo tendrá que seguir demostrando que sus productos en relación calidad – precio son los mejores. Los clientes somos cada vez más exigentes y no olvidamos una mala experiencia, de la buena oferta de Atrápalo dependerá que nos siga atrapando o nos pierda en algún momento para siempre.

¿Presentación de demandas por Internet? Ahora es posible

Adaptar las herramientas de gestión al terreno digital supone un considerable ahorro de tiempo, dinero y recurso humano. Desde hace algún tiempo, las instituciones públicas se encuentran en ese proceso, así que también será posible presentar demandas por Internet.

El Ministerio de Justicia, el Consejo General de Procuradores y el de Graduados Sociales han llegado a acuerdos para implementar la utilización de una red que permitirá presentar de demandas y que, hasta el momento, era usada para enviar y recibir notificaciones de los juzgados.

Lexnet, como se denomina este sistema, tiene poco más de 45.000 usuarios que envían cerca de 200.000 mensajes a diario mediante un mensaje de correo electrónico. Actualmente, es utilizada de forma recurrente por los procuradores para enviar notificaciones, pero, ahora, permitirá enviar escritos de trámite y demandas.

De acuerdo con las estimaciones del Ministerio, la reducción de gastos de envío sería de 81 millones de euros anuales y se ahorrarían 23 millones de litros en combustible destinado a desplazamientos, lo que supondría un ahorro estimado en 29 millones de euros anuales. Además, el ahorro correspondiente a cuarenta millones de notificaciones anuales sería de veinte millones de horas anuales en desplazamiento del personal, así como 2,7 millones de horas en disminución del tiempo de gestión de documentación en formato físico.

Igualmente, el Ministerio aspira a que el siguiente paso sea la suscripción de otro acuerdo parecido con el Colegio de Abogados para aumentar la utilización de Lexnet dentro del colectivo de los graduados sociales que trabajan en el sector judicial.